Nuevo curso de Osteopatía Craneosacral Biodinámica

INICIA EN FEBRERO 2019

Si te quieres descargar el programa del curso en PDF,  -Haz clic aquí-



 INTRODUCCIÓN DEL CURSO

La Osteopatía Craneosacral Biodinámica (OCB) es una poderosa herramienta terapéutica que nos permite acceder al núcleo de la enfermedad y del proceso sanador, empleando las fuerzas intrínsecas del cuerpo humano y movilizándolas para restaurar el bloqueo o disfunción patológica.

La OCB trabaja con el diagnóstico de las disfunciones o bloqueos que puedan haber en el sistema para descubrir no los síntomas sino las causas (modificaciones tisulares, obstrucción a la circulación de líquidos, trastornos en la integridad de las fuerzas del organismo…), y trata estas disfunciones mediante correcciones específicas, a través de una escucha profunda de los tejidos, integrándolos en la totalidad del cuerpo, de la cual habían dejado de formar parte.

La OCB tiene sus orígenes en la Osteopatía Biomecánica desarrollada por el Dr. Andrew Taylor Still (1828-1917). Un alumno destacado de Still, el Dr. William Garner Sutherland (1873-1954) descubrió la existencia de un movimiento a nivel de los huesos del cráneo desconocido hasta el momento y comprobó que el movimiento de las suturas del cráneo está relacionado con el líquido cefalorraquídeo, y que la fluctuación de este moviliza las partes densas del cráneo y del sacro. A este movimiento lo llamó Movimiento Respiratorio Primario. En un principio lo detectó como un movimiento rítmico, sutil y estable que se puede percibir en todo el cuerpo con unas manos sensibles y entrenadas, y creyó que era una expresión de la “Inteligencia” de la vida misma, una fuerza de vida clave para un funcionamiento adecuado del cuerpo. Durante 20 años Sutherland siguió explorando con sus “dedos que sentían, veían, pensaban” las más pequeñas posibilidades de movilidad dentro y sobre el cráneo, así como también las restricciones al movimiento y sus posibilidades de tratamiento, desarrollando la OCB tal y como hoy la conocemos.

La OCB es un método de terapia sutil y profundo, que tiene su origen en un principio básico: toda manifestación de la vida se expresa a través del movimiento. Biodinámica significa “El movimiento de la vida”, al que Sutherland denominó “Inteligencia” de vida. Todas las partes de nuestro cuerpo (órganos, músculos, huesos, tejidos y fluidos) tienen su propio movimiento como una expresión de la fuerza de vida y es a través de este movimiento que los diferentes sistemas corporales se organizan y comunican entre sí.

Hay momentos en los que el equilibrio se ve roto por un impacto o una situación que supone un estrés para los tejidos, y que genera un cambio en la expresión de este movimiento. El cuerpo puede ir integrando impactos y generando respuestas de adaptación, pero cuando esta capacidad se ve superada, el tejido pierde su elasticidad, falla la comunicación con los demás tejidos y su función mecánica se altera; como consecuencia, empiezan a aparecer los síntomas, el dolor y la patología.

La Osteopatía Craneosacral comprende al ser humano como una entidad total y busca descubrir la causa del desequilibrio que provoca la aparición del síntoma patológico para eliminarlo y así permitir al cuerpo humano que se reequilibre en su homeostasia. Ante cualquier perturbación (física, mental o bioquímica) hay una respuesta en busca del equilibrio. En el plano biomecánico, la homeostasis depende de la cabeza: la horizontalidad de la vista y de los canales semicirculares del oído constituyen la condición vital de nuestro equilibrio general. La alteración de cualquier parte del cuerpo provoca reacciones de ajuste locales y distantes, y cualquier perturbación de la biomecánica deberá adaptar las distintas partes del cuerpo para asegurar la horizontalidad de la visión y de los centros de equilibrio. El organismo humano posee unas fuerzas intrínsecas cuyo de autorregulación es infinitamente más importante que las fuerzas externas que se le pueden aplicar desde el exterior. La Osteopatía Craneosacral solicita estas fuerzas intrínsecas, movilizándolas para restaurar facilitar la autorregulación en el complejo orgánico de los sistemas.

El terapeuta, a través de sus manos, establece una comunicación con el organismo que permite percibir las huellas de las experiencias de vida que se reflejan en el cuerpo y, de una manera sutil, ayudar a recuperar el equilibrio y restablecer el movimiento.







¿QUÉ OBJETIVO TIENE?

  • Adquirir un amplio conocimiento de la Terapia Craneosacral Biodinámica. Te facilitaremos toda la teoría necesaria junto con una extensa didáctica a través de atlas de anatomía, diapositivas y documentación para entender el temario.
  • Afianzar el conocimiento teórico con una gran cantidad de horas de prácticas, para constatar a través de tus manos todo lo que hayas aprendido en clase.
  • Saber realizar un contacto respetuoso con el cliente, una escucha y presencia activas: fundamentales y necesarias para el desarrollo de la formación y para establecer el acto terapéutico con nuestros clientes.
  • Aprender a percibir lo que comunica el cuerpo del cliente a través de tus manos.
  • Ayudar al cliente a desbloquear aquellas disfunciones que están impidiendo que su salud se exprese en su totalidad.
  • Acompañar al cliente en su proceso de bienestar y equilibrio a nivel físico, mental, emocional y espiritual dentro de un ambiente respetuoso y seguro.
  • Adquirir una visión más amplia de ti mismo y de cómo te relacionas con tu entorno y expandir tu campo de conciencia y desbloquear constructos anclados de experiencias de vida que no se han podido integrar y resolver.
    La formación está en constante evolución gracias a la dinámica de cada grupo, que trae consigo una visión y experiencia distintas; sin embargo, es importante poder dejar a un lado temporalmente habilidades y conocimientos previos para estar abierto a una nueva forma de conectar y relacionarse con el cliente.


A QUIÉN VA DIRIGIDO?

Este curso formativo está dirigido a osteópatas, fisioterapeutas, psicoterapeutas, matronas, enfermeras y otros profesionales de la salud que quieran integrarla en otras terapias que ya realizan y desarrollar nuevas habilidades de palpación y percepción, así como también a personas que deseen formarse íntegramente como osteópatas craneosacrales, y aquellas que deseen iniciar un nuevo camino hacia el campo de la salud o fomentar su propio desarrollo personal.



¿QUIÉN LO IMPARTE?

Toñi Jiménez Arias, Osteópata especializada en Biodinámica Craneosacral y diplomada en Fisioterapia, tiene una amplia experiencia en la docencia. Ha impartido ciclos formativos en San Sebastián, Girona, Barcelona, Granada y Valencia, desde el año 2003.



El curso consta de 10 seminarios

que se realizarán en los siguientes fines de semana de 2019

– 16 Y 17 de febrero                          – 6 y 7 de julio
– 9 y 10 de marzo                              – 14 y 15 de septiembre
– 6 y 7 de abril                                   – 19 y 20 de octubre
– 11 y 12 de mayo                             – 16 y 17 de noviembre
– 1 y 2 de junio                                  – 7 y 8 de diciembre

El horario será sábados de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00 y domingos de 10:00 a 14:00



CONTACTA CON NOSOTROS EN:



Los estudiantes de osteopatía deben entender que un tratamiento de palpación no solamente va dirigido al cuerpo físico, sino que también constituye una vía de acceso al diagnóstico y la terapia de la persona interior

(S.D.Blood).





Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.