Vicente Bermudez

Tengo que comentarte que, mediante observación y aplicación de técnicas que yo no sé describir, también me diagnosticaste una desviación en la posición de mi clavícula derecha, y también me la corregiste con el tratamiento de Biodinámica.

Una vez más ¡Muchas Gracias! Porque he podido reincorporarme a las actividades deportivas que practico habitualmente (Running, Crossfit, Tabatha) y no he vuelto a sentir ninguna dolencia en el cuello”.

 .

.

Aquí el texto completo

_____________________________________________________________________________

“Buenas tardes Toñi

Te escribo este mensaje, porque estoy muy agradecido y con total satisfacción, por el tratamiento de Biodinámica que me diste para solucionar la lesión que sufría.
A modo de recordatorio, te comento los antecedentes que motivaron que recurriera a tu tratamiento de Biodinámica.
En el mes de octubre pasado sufrí una caída haciendo saltos en una cama elástica, como consecuencia de ese impacto, empecé a tener dolores en la parte trasera del cuello en la zona donde se une la columna vertebrar con el cráneo.


Esta lesión me ocasionaba dolores importantes en esa zona cuando me sentaba en determinadas posiciones. Estuve varias semanas tomando calmantes y relajantes musculares pensando que se trataba de una contracción muscular. Como el dolor era persistente decidí acudir a tu consulta.


Para suerte mía, tú, además de explicarme y diagnosticarme de forma excelente mi dolencia, me aplicaste un tratamiento que desde la 1ª sesión ya fue efectivo, porque el dolor bajo a niveles casi imperceptibles y después de la 2ª sesión, desapareció completamente.


Tengo que comentarte que, mediante observación y aplicación de técnicas que yo no sé describir, también me diagnosticaste una desviación en la posición de mi clavícula derecha, y también me la corregiste con el tratamiento de Biodinámica.


Una vez más ¡Muchas Gracias! Porque he podido reincorporarme a las actividades deportivas que practico habitualmente (Running, Crossfit, Tabatha) y no he vuelto a sentir ninguna dolencia en el cuello”.

Un saludo

Vicente Bermúdez